domingo, 24 de abril de 2011

FURIA ORIENTAL (1972)

Shanghai, 1908. Un estudiante de artes marciales llamado Chen (Bruce Lee) vuelve a su escuela para descubrir que su maestro ha fallecido en circunstancias sospechosas. Después de recibir amenazas de la escuela rival, la japonesa, averiguará que quizás hayan tenido algo que ver con la prematura muerte de su sensei. La sed de venganza y la oportunidad de devolver el buen nombre de la escuela serán primordiales en los actos de Chen, reconocido artista marcial que planta cara él solo a la escuela rival.
El maestro japonés de la escuela contraria,  el señor Suzuki deberá contrarrestar la fuerza del alumno Chen con un esbirro de gran tallaje, el ruso Petrov (Robert Baker).





De un vistazo se descubre una factura algo inferior a futuros trabajos de Bruce, donde en tierras americanas daría lo mejor de sí. En esta ocasión, la influencia del cine sobre kung-fu que se creaba en Hong-Kong merma las grandiosas posibilidades que el guión nos ofrecía, convirtiéndola en una mera atracción sobre la figura de Bruce Lee, un poderoso artista que destaca por encima de todo y de todos, con un abrumador carisma en pantalla. Su personaje está constantemente furioso, pero muestra otras facetas como ciertas dosis de humor (sus míticos disfraces de vendedor de periódicos envejecido o su antológico disfraz de operador para una compañía telefónica), de sentimentalismo (la relación imposible con su prometida) o de principios éticos (entregarse a la policía dando incluso su vida), que denotan un talante interpretativo raro de ver en tierras chinas.
Muñecos de trapo Vs. Bruce Lee
Los combates son lo más destacado de la cinta, ofreciéndonos luchas memorables con coreografías estupendas, y no siempre con Bruce de por medio. La otra cara de la moneda es que a veces, los recursos dejaban bastante que desear, viéndose luchar contra muñecos de trapo (ver foto) o algún doble que otro que se parecía más a mi que a Lee. (Por cierto, Jackie Chan hizo de doble del maestro Suzuki).
El enfrentamiento contra el ruso Petrov (un Robert Baker demasiado soso) es muy correcto pero no mítico. (Baker volvería a trabajar con su maestro Bruce en El Furor del Dragón, haciendo de esbirro). En conclusión, una película de interés intermitente en la cual Bruce Lee no es el protagonista absoluto de los planos, pero sí de nuestra atención, dejándonos los mejores momentos del largometraje.
La última secuencia y sobre todo su fotograma final ha pasado a formar parte de la historia del cine, sobre todo, del de artes marciales.
La edición en DVD que tengo está remasterizada pero no es demasiado recomendable, mejor habrá que conseguir el Blu-Ray para poder disfrutar al máximo de la experiencia.

5 comentarios:

  1. Amigo jesus esta pelicula es lo mejor que se a visto hasta la fecha 19-11-2011 sobre todo teniendo en cuenta el año que se hizo 1972 y las escenas de lucha de bruce lee son como maradona cuando jugaba al futbol lo mejor de lo mejor lo tienes que reconoer es asi

    ResponderEliminar
  2. Menudo entusiasmo muestras, querido amigo anónimo. Quizás necesitemos más detalles del por qué te gusta tanto. Un "lo mejor que se ha visto hasta la fecha" no lo puedo apoyar, por mucho que insistas. Ahí está mi reseña donde doy una opinión argumentada y objetiva del asunto, sin ser un entusiasta de Bruce ni dejarme cegar por su carisma. Un abrazo y....hay más cine, eh? y quizás mejor que este.

    ResponderEliminar
  3. A mí sinceramente me parece una película superior a las demás. The Big Boss tiene un desarrollo desigual, Operación Dragón tiene un argumento sin ningún fondo de interés (podría haber sido el capítulo de una serie de televisión), Juego con la muerte directamente sólo valen la pena las peleas pero de nuevo se queda ahí... Realmente no sé por qué dices que la influencia del cine de Hong Kong es negativa, cuando precisamente yo diría que lo contrario.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acabo de darme cuenta de que me refería a ”El furor del dragón” en vez de Juego con la muerte. Esta última ni siquiera la he visto, me parece, o si lo he hecho no me acuerdo xD.

      Eliminar
    2. Obviando las dos partes de Juego con la muerte (para mí las más flojitas de su filmo adulta), y entendiendo que Big Boss fue la 1a que hizo al aterrizar de nuevo en Hong Kong (inevitablemente huele a producto de la churrería de kungfu china sólo que salía Bruce), estarían sus 3 mejores aportaciones al cine: Operación dragón, Furia Oriental y El Furor del Dragón.
      Para mi, enter the dragon es la culminación cinematográfica de la figura de Bruce, al estilo Hollywood, estamos de acuerdo, pero con un cuidado técnico y un ritmo narrativo muy superior al resto.
      El furor del dragón es un mix de ambos estilos de cine. Ofrece esa atmósfera tan atractivamente falsa del cine Hongkonés de lucha y por contra, se trasladan a Italia y se americaniza intencionadamente con la participación del hirsuto Chuck Norris.
      Para mi, su segundo mejor film, divertido e intenso, mítico y modesto.
      Ésta, Furia Oriental, siempre ha sido una de las preferidas de los practicantes de artes marciales, ya sea por su manido maestro muerto-batalla de escuelas-posterior venganza....o por respetar los códigos del cine más oriental, que algunos (como parece es tu caso)les gusta más. A mí, esas luchas en dojos, esa relación amorosa disfuncional y los citados trucos de baratillo (ese muñeco de trapo, por favor!!), no le hacen ningún favor, y se lo achaco a la inercia de la industria china (ya sabes, filmaban a un ritmo frenético, de noche por evitar la ruidosa ciudad, con descuidos en la puesta en escena, bla bla bla).
      Sólo espero que el entusiasmo por el tema que trata (que parece te apasiona) no desequilibre tu opinión crítica en favor de las pelis que más te gustan, como nos ocurre a todos en según que ocasiones.
      De todas maneras, tan respetable es tu opinión como la mía, faltaría más.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...