sábado, 14 de mayo de 2011

LOS BINGUEROS (1979)

Cuando se hace referencia a la época del "destape" español, siempre nos viene a la cabeza su título más representativo, "Los Bingueros" dirigida por el maltratado Mariano Ozores.
Nos cuenta la historia de Amadeo y Fermín, dos personas incapaces de conseguir una estabilidad económica pese a sus empleos y que se verán atraídos por las posibilidades que ofrece el Bingo, quedando atrapados en el juego mutuamente con los efectos negativos que eso conlleva.
Con esta premisa tan sencilla se esconde la que sería la obra cumbre de Ozores, dando lugar a una década de multiplicaciones sobre idéntica fórmula con resultados de taquilla inesperados, casi siempre con el trío protagonista presente (Pajares-Esteso-Ozores) o a veces de manera individual, obteniendo éxitos notables.
España por aquella época buscaba divertirse con comedias de enredo aderezadas con bromas políticas constantes y mostrando tetas sin tapujos;  Marianio Ozores supo obsequiar a su público con lo que quería, y de paso, crear un antes y un después en el cine casposo español.
Podríamos decir que los años ochenta eran dominio absoluto de este triunvirato, en los 90 estaba liderado por el tándem Josema/Millán para en años venideros entregarle el testigo a Santiago Segura con Torrente y sus rentables secuelas. El cine de humor zafio necesita un mejor reconocimiento y un lugar de mayor prestigio en el cine español, ya que ha divertido a generaciones enteras y cuenta con millones de seguidores como yo, que descubren su parte más cañí y se lo pasan en grande con ese tipo de humor, que de malo, se hace entrañable y muy simpático.
Haciendo un repaso por sus actores (con el consecuente esfuerzo que eso conlleva) haré mención sobretodo a Andrés Pajares, actor desprestigiado (y últimamente impresentable) por dedicar su carrera al humor, que seria reconocido más seriamente por sus interpretaciones en ¡Ay,Carmela! o Bwana,  llevándose incluso galardones por sus papeles en los premios Goya.
Al juntarlo con Fernando Esteso (cómico, cantante y "ocioso nocturno") la química era asombrosa, dando lugar improvisadamente a diálogos y situaciones incomparables en el cine patrio, pero Fernando siempre anduvo a la estela de Andrés, inmerecidamente para algunos.
El tercero en discordia, el fallecido Antonio Ozores era siempre la guinda del pastel, ya que representaba el secundario de lujo que nos deleitaba con sus interminables parrafadas surrealistas, hoy ya míticas, y que llegó a tener títulos como protagonista - No,hija no!- o - Esto si se hace -  siempre secundado por el también desaparecido Juanito Navarro (al que llegué a saludar en persona, todo sea dicho).
Carátula del VHS del remake
Volviendo a Los Bingueros, diré que la película funciona si eres capaz de sentir su comicidad y trasladarte a aquella época de tanta censura, saliendo de una dictadura y con un público aletargado y ávido de risas.
En sí, está repleta de aciertos cómicos, las escenas en el bingo, en casa de las empleadas del local (Esteso con el mariquita es hilarante) o en la consulta de la acupuntora resultan desternillantes, siempre y cuando asimiles y te posiciones en esta onda, porque en caso contrario, solo verás casticidad y ramplonería.
El mismo Mariano realizó años después un (¿necesario?) remake titulado -Ya no va más (1988)- donde situaba la broma esta vez en la manga del Mar Menor y en un casino, otorgando el papel principal a Antonio Ozores, aunque en esta ocasión no tuvo la más mínima atención de un público, que ya casi en los 90, prefería otro tipo de comedia.
En fin, título imprescindible para el humor español y con los mismos millones de seguidores que detractores, perteneciendo aquí el que escribe al primer grupo...y a mucha honra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...