viernes, 9 de septiembre de 2011

SHADE : JUEGO DE ASESINOS (2003)

Extraña pero sugerente película que combina con cierta destreza el mundo del póker con el mundo de la magia y de sus expertos manipuladores de naipes.
Nos situamos en la ciudad de Los Ángeles, el lugar perfecto para encontrar partidas clandestinas de póker con auténticas fortunas en juego. Tres timadores se dedican a engañar a pobres diablos y robarles su dinero con premisas engañosas pero con una gran maestría, ya que te hacen pensar que estarás dentro de sus planes hasta que acaban contigo. Esta pequeña banda está formada por Charlie (un Gabriel Byrne con una presencia cautivadora), que encarna al maduro y experto jugador que conoce el mundillo mejor que nadie. Tiffany (Thandie Newton muy guapa pero rezagada a nivel interpretativo), que es una embaucadora nata además de irresistible, y el joven Vernon, una promesa del póker y la magia capaz de desplomar a quién sea, encarnado por un Stuart Townsend creíble pero no del todo acertado.
Se plantean afrontar la partida más difícil de sus vidas, enfrentarse al Decano ("The Dean"), un experto gángster que jamás ha perdido y que ya es leyenda en el póker (al que da vida Sylvester Stallone con bastante solvencia). La película comienza con unos títulos de crédito repletos de juegos de manos de expertos barajadores, entre ellos el director Damian Nieman, amante del póker y la magia que curiosamente sólo ha realizado este film y que enseñó personalmente trucos al reparto. La aparición de un inspirado Jamie Foxx al comienzo de la trama es una manera eficaz de mostrarnos el poder del trio timador, donde ni nosotros sabemos quién está engañando a quién. La secuencia donde Tiffany se deja ligar por un majadero discotequero tiene un desenlace tan terrible como escalofriante que no pienso desvelar (no se puede ser más hija de la gran .....) pero que aconsejo no perderse de tremenda que resulta. No tardan en llegar los problemas serios con la mafia y esa cita con el Decano ocupa buena parte del tercer acto, con un ritmo fílmico adecuado y sin enseñarnos demasiada paja. Se nota la pasión por parte de su director por la magia y el póker, con continuas referencias a grandes jugadores y libros de culto, que únicamente descubrimos al rebuscar entre los datos más ocultos del film.
También cuida detalles más subliminales como pueden ser el continuo y sutil empleo de aceites por parte de Sly (cuentan que los maestros lo usan para mejorar el manejo con las cartas) o jerigonza ignota para el que aquí escribe, pero que despertó mi interés a un terreno que no pensaba tuviera aliciente.
El film se presenta comercialmente acomodado, como si por tener caras conocidas ya fuera un éxito, y peca tal vez de delirios de grandeza, con ralentí argumental que desafía nuestra paciencia y ciertos gestos poco creíbles del trío protagonista, por no hablar de una insoportable Melanie Griffith más patética que nunca.
Es indudable que pasó inadvertida por las salas de todo el mundo, y que suele dejar indeferente al espectador al no explotar todas las expectativas que prometía. Con toda seguridad hubiera sido mucho más entretenida en manos más aventajadas (Tarantino, Nolan, Raimi...) y con un reparto menos celebrado, sobre todo por la vertiente femenina, desacertada del todo.
Cuenta con un cameo curioso como es el de B-Real de Cypress Hill, en el papel de esbirro del mafioso, con ninguna línea de guión pero de cierta importancia en el desarrollo de la trama.


De todas formas, el esperado enfrentamiento entre estos dos maestros del naipe es de una atmósfera peculiar, contenida pero dónde cualquier gesto o guiño significa algo y condiciona la partida, convirtiéndola en un combate interpretativo asombrosamente victorioso para Sly.
Con un final que riza el rizo y con una trama repetitiva a veces, me decanto por considerarla una buena película pero un pelín arrogante y que hubiera funcionado mejor con menos minutos. Sin embargo, conviene opinar por uno mismo y tenerla en consideración, porque de aburrirnos, no nos aburrirá.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...