jueves, 31 de marzo de 2011

EL GUATEQUE (1968)

Hace poco decidí volver a ver esta película, de la cual apenas recordaba un par de escenas y no tenía una imagen global clara para poder dar mi opinión. La vi un poco reticente, pensando que iba a estar algo pasada de moda y que habría envejecido mal, pero he de reconocer que mantiene una vigencia total que permite tanto a las nuevas generaciones como a los más veteranos disfrutar con una de las mejores comedias que uno puede encontrar.
La historia nos presenta a Hrundi V. Bakshi, un "actor" hindú que trabaja como extra, encarnado magníficamente por Peter Sellers, que es despedido por meter una y otra vez la pata torpedeando el rodaje de la película Gunga Din (una película real protagonizada en su momento por Cary Grant).
El productor a cargo de la película organiza una gran fiesta en su mansión, y debido a un error con los papeles de su despacho al traspapelarse las hojas del despido de Hrundi con la lista de invitados, harán que le llegue una invitación para asistir allí.
Peter Sellers se convierte aquí en una especie de Mr. Bean o de Frank Drebin en potencia, un gafe que sin quererlo, pero sin poderlo evitar, consegue sin prisa pero sin pausa arruinar la velada por completo.
Un personaje mítico que en esa fiesta se encuentra totalmente fuera de lugar sin que él lo sepa, y eso es lo mejor de todo, pues no se da cuenta que de la risa que da verle en sus aproximaciones a los diferentes grupos de la fiesta y sus intentos de congeniar e integrarse, infructuosos todos ellos, claro.
Una comedia fresca que no busca la carcajada fácil, sino mantenerte la sonrisa durante todo el metraje esperando ver cual es la siguiente que va a liar este hindú torpe hasta la médula. Hay escenas muy logradas, que ya son parte de la historia del cine y que no tienen desperdicio: como la que lía en el lavabo destrozándolo en solo unos pocos minutos, la escena de la cena sentado en un mini taburete y como desde esa privilegiada posición es capaz de arruinar el convite, en la piscina llena de espuma con el pequeño elefante, o la divertidísima escena dando de comer al loro, entre muchas otras.
Gran performance de este genio de la comedia, que debe verse en VO para disfrutar de ese trabajado acento hindú que logró imprimirle a su personaje y que le dan una gran credibilidad. 
Una comedia imperecedera del recientemente desaparecido Blake Edwards que fue realmente dura durante todo su rodaje por la tensión que existía en aquella época entre el director y Peter Sellers y que provocó que no trabajaran juntos durante muchos años. No lo dudéis si queréis disfrutar de un buen rato descubriendo un personaje que hoy en día habría generado varias secuelas.

3 comentarios:

  1. Me ha encantado la reseña, es una de mis comedias favoritas y coincido contigo en todos los comentarios.
    Un saludo,

    Sonia

    ResponderEliminar
  2. Sonia, las comedias clásicas como esta resultan imperecederas, ya verás como rescataremos muchas joyas valiosas que necesitan un alzamiento. El guateque deberia estrenarse de nuevo en salas de cine, para que la gente vea una auténtica obra maestra.

    ResponderEliminar
  3. Sonia, otra muy buena comedia y que comentamos aquí, es "En bandeja de plata", del maestro Billy Wilder. Si no la has visto, te la recomiento.

    http://sospechososcinefagos.blogspot.com/2011/04/en-bandeja-de-plata-1966.html

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...